pedofilia y desarrollo industrial

En el hombre maduro hay más niño que en el joven. Y menos melancolía. F. Nietzsche

Kant pone en un abandono de la “minoría de edad” moral, que nos impediría pensar y decidir por nosotros mismos, el signo de un salto a una época por fin ilustrada. Pero después de dos siglos de desastres antropológicos e históricos, la famosa maduración (sea individual o de una civilización entera) es un tema espinoso que posiblemente requiere vueltas para las que no estamos preparados.

Cuando Epicuro dice algo así como “Al partir, el humano debe ser otra vez como un recién nacido” está expresando una rotunda verdad circular que a los occidentales actuales, embarcados en una frenética carrera de huida de cualquier finitud, nos cuesta lo casi inconfesable. Y la verdad es que, querámoslo o no, no vamos a ningún lado. ¿A dónde íbamos a ir? Mañana podemos escapar a Cuenca, pero tarde o temprano habrá que volver.

Leer más