notas sobre la intuición

1) En principio «intuición» es una palabra común, de uso casi popular. Intuyo que esta calle es peligrosa; intuyo que mi amigo no me es fiel; intuyo que mi hermano no me cree, etc. Intuir quiere decir mirar dentro: entrar en algo, asomarse a una esencia, ver un espíritu. La intuición posee la veracidad, la autoridad de lo que es simple: «directo e inmediato», dice Wikipedia. Tal vez casi nada importante en la vida, sea en el arte o en el conocimiento común de las personas, está muy lejos de esa fuerza repentina.

 

2) La discusión está en el alcance que se le otorga en el conocimiento, sea ciencia o filosofía, a esa súbita iluminación que llega. Es obvio que la idea de una intuición directa e inmediata se enfrenta a toda nuestra actual cultura de la mediación, al culto contemporáneo de lo consensual, la información y la complejidad. En filosofía, por ejemplo, Kant no le concede a la intuición un rango intelectual, sino solamente sensible. Hay otra línea de pensamiento -Platón y San Agustín en la antigüedad; Descartes, Leibniz y Nietzsche en la modernidad- que sí le conceden a las intuiciones un alcance intelectual, como base del conocimiento.

Leer más