De nada

Querido M.,

De nada, fue un auténtico placer y ella, tu compañera, un encanto. Solo me encontré un poco “espeso” por la profundidad de esta Galicia rural, con fuego, frío y mucha humedad. La lista de “expertos” me parece muy estimulante y honrosa para mí. Espero haber estado a la altura.

J. y yo lo estamos pasando bien muy bien. Con mucha leña prácticamente gratis, mucho calor en la sala de la casa y en nuestra relación. Mucho trabajo, ella y sus cosas, yo y las mías (incluyendo terminar Sexo y silencio, ese libro tan “lacaniano”), muchos paseos y conversaciones, algunas peleas, muy buenas comidas, etc.

En fin, muy bien, en medio de una Galicia confitada y sin bares. El 10 de diciembre, o así, estaremos ahí. Os llamo para veros.

Un fuerte abrazo, a los cuatro,

Ignacio

Picón, 17 de noviembre de 2020